Exodus: Alejandro Mañas

‘Exodus’ de Alejandro Mañas en FugiRFugi, Empordoneses 2016, 7ª Exposició col·lectiva multidisciplinar.

Sabemos que este es un tema de política internacional y que la situación se ha vuelto casi insostenible. Los sirios llevan sufriendo las consecuencias de una guerra civil desde 2011 y desde ese momento millones de personas han tenido que abandonar sus casas, sus trabajos, sus vidas y sus sueños para emprender una travesía sin un rumbo fijo. Muchos protagonizan un viaje, a priori, lleno de ilusiones y esperanzas, aunque en multitud de ocasiones se torna en una pesadilla. Y es que hay civiles que han huido debido a la violencia y a la desesperación imperante en su país, viviendo y sintiendo una gran desolación y sufrimiento que, por desgracia, no acaba al cruzar la frontera.

La obra de Alejandro Mañas (Castellón, 1985) refleja a lo largo de esta instalación de cuatro piezas la sensación de estar vagando en la inmensidad del mar sin saber dónde desembarcar. Transmiten desorientación y angustia, pero también simbolizan una promesa, una luz en la oscuridad, un atisbo de optimismo, ya que sus piezas hablan de la injusticia, de la frustración a la que se han visto sometidos los refugiados al tiempo que habla de la oportunidad de empezar de nuevo, refleja la esperanza de construir una vida nueva tras lo que podríamos considerar uno de los mayores éxodos del siglo XXI. Esta es una obra que habla por sí sola y que brinda la oportunidad al espectador de construir y extraer sus propias conclusiones sobre el conflicto.

unnamed-1

Para la gestación de esta obra, el artista se sirve de algunos de los titulares que se han ido publicando en el periódico El País durante todo este tiempo. En este caso en concreto, los títulos de las obras hacen referencia a todos los refugiados y a todos aquellos que sufren en silencio. El castellonense realiza, por tanto, una crítica de la situación, extrapolando las experiencias personales de cada individuo.

Los titulares que utiliza nos recuerdan que son y somos personas con derechos, como revela en Una relación con rostro humano… El mismo artista comenta al respecto: “Podríamos ser nosotros, podría ser nuestra historia; nuestros padres tuvieron que exiliarse también durante la Guerra Civil, como reflejo en Érase una vez el fin… viaje al pasado. Y no tenemos que olvidarnos que los más afectados son los niños, de ahí la mención al futuro con la pieza Sueños… Al tiempo que creo oportuno la reivindicación a todo el conjunto de hechos actuales y a las malas gestiones de la política con Refugio para los vulnerables…”.

En definitiva, esta es una instalación que invita a la reflexión y a la introspección sobre un conflicto que directa e indirectamente nos afecta a todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s