Víctor Meliá de Alba: arte y la tecnología digital

VÍCTOR MELIÁ DE ALBA

Castellón, junio 2012

“Todo cambia, sin parar, pero dentro de un marco planetario inmutable e intocable al que ningún proyecto alternativo parece capaz de oponerse de manera creíble. En un medio ambiente inmediato re-actualizado y reformateado, donde lo momentáneo saca ventaja a largo plazo y el derecho de acceso saca ventaja a la propiedad, la estabilidad de las cosas, de los signos y de los estados se vuelve una excepción”.

Así expresa Bourriaud la velocidad y la necesidad de cambio constante que, sin duda ha asumido nuestra sociedad, causas de la transformación que ha sufrido la sociedad en su propia naturaleza. He creído conveniente destacar esta frase de Bourriaud ya que el mismo Víctor Meliá de Alba la utiliza en su obra ‘de lo invisible a lo real’ y que, a mi parecer,  ejemplifica a la perfección el sentido –al mismo modo que sitúa y contextualiza– de la macro iniciativa ‘Art Takes Times Square’ en la que participó el pasado lunes 18 de junio en New York.

A principios de abril nos enteremos de este proyecto producido por ‘Artist Wanted’ bajo la tutela de ‘Chashama’. El concurso ofrecía la posibilidad de exponer a cualquier artista sus obras en los billboards (pantallas publicitarias) de Times Square en Nueva York; lo que  generaba, más bien, una actividad  cercana a un programa integral de investigación, desarrollo e innovación originando la interacción existente entre las diferentes disciplinas artísticas, sus participantes y su relación con el entorno –que en este caso en concreto, fomenta la promoción y la difusión del conocimiento artístico bajo una red propia de la era digital, sirviendo de respuesta a las demandas de una sociedad en continuo proceso de modernización y que requiere soluciones inmediatas–.

Lo fascinante de todo esto, más incluso que el macro evento en sí mismo, es que entre todos sus participantes encontráramos a un burrianense, seleccionado gracias a su trabajo realizado con tecnologías digitales. Si por algo destaca la obra de Melía de Alba, es por haber desarrollado una trayectoria artística dentro del campo que consideramos “plástico/visual”, es decir, que se centra en los mecanismos perceptivos del mundo digital. Su obra ‘(Per)versiones’ no ha llegado a ganar el premio económico, pero tuvo la satisfacción de ser uno de los pocos proyectos expuestos en la enigmática Gran Manzana.

 

la obra

‘(Per)versiones’ se compone de impresiones digitales sobre papel de plata, aunque se trata de imágenes manipuladas digitalmente con un sistema de capas en las que conviven memorias y lugares, que a menudo recuerdan espacios espectrales, casi como si fueran visiones. “Mis obras no son fotografías, en el sentido canónico del término. Lo que me interesaba y me interesa, es el proceso en el cual yo introduzco información/datos/imágenes en un software y cómo éste me muestra un resultado en función de su propia matemática interna. Podría decir, desde una perspectiva radical, que es el ordenador el que hace la obra, y no yo”, explica Meliá de Alba, quien confiesa que su obra no debe ser catalogada como  fotografía ni él se considera un fotógrafo

Las imágenes que utiliza en este proyecto fueron captadas en la ciudad de Valencia. “Para obtener estas obras he introducido en un software de tratamiento de imágenes, tres o más fotografías capturadas en el mismo momento, pero que representan instantes diferentes, ya que los objetos animados –personas, fundamentalmente– generan variaciones entre las distintas capturas. El procesamiento digital de la información, por parte del software, genera unas imágenes cuya estética puede recordar los hologramas. Esta serie nos introduce en la fugacidad de la experiencia humana, la efervescencia del quehacer cotidiano y el flujo constante en el espacio público, algo que considero muy ligado a los postulados de Manuel Castells cuando describe la Sociedad Red”, remarca el de Burriana, cuyos trabajos se conectan casi siempre de una manera u otra con las nuevas tecnologías.

 La obra de Meliá de Alba, por muy dispar que sea su temática, guardan algún tipo de relación con lo tecnológico y digital, como por ejemplo en ‘I’m printing art’ en los que se dedica a captar y reproducir los fallos producidos por la impresora. ‘Two trips around G8 summits’, por el contrario son dos vídeos creados con Google Earth,  así como ‘Variaciones de la copia’ es el resultado de imprimir un rectángulo completamente negro hasta que se le agota la tinta del cartucho, “modificando el concepto de copia y original”. Otra de sus obras, que me ha llamado particularmente la atención es ‘El placer de la lectura’, donde trabaja de nuevo con impresiones digitales sobre papel. “Mi trabajo, lejos de ser altamente tecnológico, no podría haberse realizado bajo otro paradigma que no sea el creado por las tecnologías de la información y la comunicación. En mis obras, la tecnología/máquina no está presente físicamente, pero es imposible concebirlas sin su aportación. En este sentido, considero que prácticamente todas las obras están relacionadas con la tecnología”, concluye el artista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s