Mar Arza: el Ritmo del ahora

MAR ARZA
Galería Cànem, Mayo 2010
Del latido del tiempo brota la conciencia del ahora que impulsa el trabajo presente en la exposición “Enciclosofía” de la artista Mar Arza.La muestra gira entorno al tiempo, centrado la atención en los relojes mecánicos de cuarzos y en su unidad de medida, el segundo (seconda minuta: segunda división de la hora, también fracción de una circunferencia). Los segunderos toman protagonismo, segundo tras segundo, empecinados con adelantar y aumentar el ritmo, lo que se ve frustrado ya que en algunos casos no pueden, puesto que los frena el ahora,  en este preciso instante. Es importante anotar que cada segundo pasa y deja impronta. Cada segundo late y vibra detrás de un fondo de palabras, y resuena en las campanas al ritmo de la fugacidad del ahora. Así que cada segundo suena y resuena de forma irrecuperable.  Con obras como Libro de ahoras [polifónico], Libro de ahoras [o caja torácica], Libro de ahoras [o alcancil] o Álbum [o ramo de hojas secas] el espectador se adentra en la inmensidad del tiempo siguiendo el ritmo de los segundos que arrastran en cada tic-tac, el misterio de la fugacidad de tiempo así como el de la vida misma. Vida que trae consigo emociones, sensaciones y sabiduría al ritmo cardíaco acentuando la existencia de cada instante en el presente. Bajo miles de notas que se repiten y se multiplican al libre albedrío  se construye una melodía que no deja de recordarnos la fugacidad del tiempo y la maleabilidad de su percepción.
Las obras aquí expuestas marcan un ritmo y conforman un “libro de ahoras” propio para cada uno de los visitantes, ya que la percepción se compone de cada una de las palpitaciones y pulsaciones del individuo en sí. Al que se supedita el relato o narración del tiempo a través del reloj que traza en la arena un círculo, que gracias a repetirse una y otra vez, crea una reiteración cíclica casi coreográfica del mismísimo instante. Es decir, del ahora, de lo cotidiano y de lo rutinario. La exposición pretende que el visitante disfrute del ahora y tome consciencia del instante y del movimiento cíclico que lo acompaña, dejando atrás la concepción del efecto lineal soporífero que produce en nosotros  la repetición continúa.Así pues, vivimos en un entorno cíclico: segundos, horas, días, semanas, meses, años, estaciones, etc.. Todo gira rítmicamente provocando movimiento, transformaciones así como sensaciones muy diversas en el espectador. Arza anhela despertar en nosotros un bagaje cultural y emocional adormecido. Por último destacar que Mar Arza manifiesta una serie de anuncios: “Buscase sistema orográfico que haga latir todos los cuerpos”, en los que proclama la necesidad de sentir el ritmo de las emociones y los placeres del ser humano. En definitiva, la experiencia que se adquiere con el paso del tiempo y el cúmulo de sensaciones y vivencias que registra el ser.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s