La urdimbre femenina

La exposición “Coser y callar” comisariada por Maria Teresa Beguiristain Alcorta cuenta con la participación de ocho mujeres españolas: Yolanda Herranz, Maribel Domenech, Natividad Navalón, Uxia Blanco, Raquel Blanco, Celeste Garrido Meira, Concha Sáez y Sonia Touron Estévez.

Beguiristain comenta: “Todas ellas nos hablan desde su ser de mujeres, desde su necesidad de expresión de sus experiencias femeninas, y con una común reivindicación, las cosas de mujeres ni son banales, ni simples de comprender o construir. Coser y callar o coser y cantar no es cosa fácil de hacer, sino todo lo contrario, requiere capacidad, habilidad, adiestramiento y un extraordinario poder de observación”,

Así pues, no es una reivindicación chillona y airada, dice la comisaria, como se teme, a veces, del arte feminista. “Ninguna de las piezas aquí expuesta lo es. Es un homenaje a tantos trabajos anónimos y valiosos de mujeres que no desean ser importantes, mujeres de portada, pero cuyo trabajo, en apariencia tan sencillo, muestra la complejidad de lo aparentemente simple e ignotamente imprescindible”.

Nada más entrar nos encontramos con la obra de Yolanda Herranz con su definición de felicidad “Tener lo que quieres. Querer lo que tienes”, un juego de palabras que nos enreda aún más si cabe en un mundo paradójico. Juego que plasma Concha Sáez con su serie “Los estados perplejos” en la que su protagonista es el famoso dibujo animado de Pikachu. Simbolizando la inocencia, las travesuras del juego y el papel de la mujer como procreadora. La exposición es un recorrido por la mente femenina, se sumerge en el panorama del ser mujer. La mujer a lo largo de la historia ha representado todo tipo de estereotipos: mujer fatal, fría, calculadora, mujer seductora, objeto sexual, etc. Y es precisamente por este motivo por el que las mujeres han trabajado, trabajan y trabajarán reivindicando desde postulados diferentes la figura femenina a lo largo de nuestra existencia.

Estas artistas ejemplifican a la perfección la reivindicación del uso de materiales e ideas que les rodean, que tienen “a mano” como los típicos utensilios de uso exclusivo en labores del hogar.

Durante la exposición destacan los pedazos de tela u hojas cosidas que arreglan, conservan y almacenan realizando durante el proceso un acto performativo. Entremezclando el mundo femenino con lo natural, con el origen y lo primigenio.

En las obras se palpa una atención al detalle, muy intuitivo, y la minuciosidad casi solemne con que realiza cada una de las obras, digamos -bordadas-. Se llega a crear un área intimista y muy femenina, donde el visitante se llega a sentir arropado por un halo familiar, repleto de historias, momentos y vivencias compartidas que se sienten a flor de piel. Te conmueve y la empatía se apodera de ti.

Nos sorprende el vídeo de Uxía Blanco sobre las costureras así como las obras donde apreciamos las redes típicas de las pescadoras. Así pues, se une el trabajo no remunerado ni valorado con la fuente natural de la vida, así como reivindica la violencia de género y los sacrificios a los que debe someterse la mujer en el mundo actual. Y se remarca la discriminación que sufre la mujer contemporánea.

La delicadeza de los bastidores de las costureras de Raquel Blanco se acompañan de manchas rojas y palabras como callar, velar, boda, señorita, etc.; o la frase: “el silencio es el adorno más bello de la mujer”. Se pretende despertar la conciencia del espectador, la mujer no es solo una costurera silenciosa con la mirada baja, está viva y tiene algo que decir como mujer. Al igual que Yolanda Herranz enaltece la feminidad y la sensualidad de la mujer a través del cuerpo y sus fluidos capturados en recipientes que brillan sobre pequeños altares. Como la red de tejidos de Maribel Domenech que directa e indirectamente relacionamos con el cuerpo femenino como lo son el vestido y la ropa interior femenina que se iluminan destacando lo que reluce en el interior. Lo verdaderamente importante, el alma, la esencia de la mujer que la mayoría de las veces se esconde o se infravalora. Que desgraciadamente la moda esconde bajo una moda opresiva que se refleja perfectamente en unos zapatos de tacón realizados con pétalos y espinas, que contraponen la belleza y la feminidad con el sufrimiento y el dolor que soporta la mujer al día de hoy bajo el típico lema que para presumir hay que sufrir. De ahí que Sonia Tourón se represente así misma colgada de una percha denunciando el rol de la mujer a lo largo de la historia como mero objeto a disposición del hombre y la sociedad. O que Celeste Garrido confronte las labores domésticas delegadas a la mujer con electrodomésticos. Es como si el papel relegado durante años a la mujer se liberara o se frustrara para tantas otras que ya no se sentían imprescindibles ni útiles preguntándose si esa máquina era mejor que ellas. Por último, la obra de Natividad Navalón titulada “la sombra de la consciencia”, refleja la esencia femenina perfectamente representada por suaves almohadones aterciopelados de color granate que se someten al peso y al yugo de la sociedad industrial. Con todo se ofrece un juego y una visión múltiple del papel o rol de la mujer.

Todas ellas reivindican y utilizan su cuerpo como principal medio de expresión con la ayuda de materiales como, el papel o el tejido que durante siglos se ha relacionado solamente con las labores femeninas. Utilizan los materiales que tienen a mano; telas de diversos colores y texturas con las que tejen grandes composiciones, que tejidas bajo una perspectiva individual llegan a alcanzar una global; creando así, una visión, una sensación de esfuerzo y fuerza unificada que resulta entrañable aunque se vislumbre como una labor en serie. Es un trabajo conjunto, sin discriminación, unido por un fin común: reivindicar las tareas femeninas educándolas y elevándolas hasta alcanzar la categoría de obra de Arte. Se realza y se valora el trabajo femenino infravalorado durante años y la figura femenina, reafirmando a la mujer y a sus quehaceres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s